UNTEC

Oportunidades y desafíos para el desarrollo sostenible en Arica y Parinacota

Leonel Claros, Coordinador del Área de Emprendimiento de Corfo, destaca la innovación y arraigo local de UNTEC en la región.

En el marco del proyecto Viraliza Aguas, la región de Arica y Parinacota se prepara para recibir un evento masivo que busca generar oportunidades y abordar los desafíos relacionados con el agua rural. Leonel Claros, coordinador del Área de Emprendimiento de Corfo Arica y Parinacota, comparte su perspectiva sobre la relevancia de este proyecto y su selección a través de un concurso.

«Viraliza Aguas fue parte de una serie de proyectos que postularon a través de un concurso. UNTEC quedó priorizado dentro de los primeros, dado algunas características que nos parecieron una novedad tener este tipo de instituciones postulando a los concursos regionales», señala Claros.

Destacando tres puntos fundamentales que llevaron a la selección de UNTEC, Claros menciona en primer lugar la capacidad de la fundación para establecerse en la región de Arica y Parinacota de manera permanente, diferenciándose de otras instituciones que desarrollan proyectos y luego se retiran. En segundo lugar, subraya las alianzas presentadas por UNTEC con otras instituciones prestigiosas, lo que indica la posibilidad de trabajar conjuntamente desde el inicio. En tercer lugar, destaca la relevancia y pertinencia de los expertos de UNTEC, quienes no solo poseen calificaciones idóneas sino que también están familiarizados con el ecosistema agrícola regional.

El proyecto Viraliza Aguas tiene como objetivo principal beneficiar a emprendedores y productores de los valles de Lluta y Azapa, cada uno con sus microecosistemas particulares. Claros plantea el desafío de emparejar los niveles tecnológicos en estos valles, fomentando la asociatividad cooperativa como una solución inherente a sus realidades. Además, destaca la importancia de superar los desafíos culturales, como el individualismo, para lograr un crecimiento conjunto.

“Nosotros entendemos que el cooperativismo tiene harto que decir en estos sectores, no obstante, la asociatividad ha sido compleja por temas culturales, principalmente de individualismo y que no nos permite crecer. En la medida que se van uniendo y se van asociando se pueden encontrar soluciones más inherentes a su propia realidad. Esperamos que con este proyecto abrirle los ojos a los involucrados, que si bien actualmente tenemos una alta productividad agrícola, tenemos altos niveles de ineficiencia.”

En cuanto al arraigo local y la innovación, Claros subraya el desafío de impulsar tecnologías propias para la región, superando la tendencia a importar soluciones externas. En este sentido, el proyecto Viraliza Aguas busca no solo promover la eficiencia en la productividad agrícola, sino también convertir a la región en un impulsor de tecnologías adaptadas a su territorio, con la visión de exportar servicios y productos tecnológicos a regiones con desafíos similares.

“Tenemos un desafío bien importante y es que somos una región árida de por sí, tenemos los valles insertos en el desierto y pueden desarrollar la agricultura, pero seguimos trayendo tecnologías de afuera, muchas veces de manera internacional y no con un arraigo local a las necesidades. ¿Cuál es el desafío que tenemos? Ser nosotros mismos impulsores de tecnologías propias para nuestro territorio, que nosotros desde acá podamos exportar los servicios de empaquetamiento tecnológico o algunos productos tecnológicos que puedan ir a lugares similares a los nuestros, que tenga fenómenos de sequía y desierto, con el desafío de hacer agricultura.”

Junto a Corfo, UNTEC, sus colaboradores y participantes se busca no solo abordar desafíos concretos en la región, sino también establecer las bases para un desarrollo sostenible y arraigado a las necesidades locales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *